UGT se solidariza con los franceses y lamenta la decisión del Constitucional

Versión para impresiónVersión para impresión

Entre las medidas aprobadas se encuentra el aplazamiento de la edad de jubilación a 64 años


El Consejo Constitucional francés ha aprobado este viernes la mayor parte de la reforma de las pensiones del ejecutivo de Emmanuel Macron, incluyendo la medida ampliamente discutida de aplazar la edad de jubilación de los 62 a los 64 años.

Además, este organismo no ha aceptado la solicitud de referéndum de iniciativa compartida presentada por 252 parlamentarios de izquierdas, que pretendía someter a votación popular la reforma. Por eso, se ha presentado una segunda solicitud que será objeto de una nueva decisión el próximo 3 de mayo. 

Por otra parte, han sido rechazadas algunas de las medidas del proyecto de Gobierno, como la creación de un “índice senior” de ocupación que hubiera sido obligatorio para las empresas de más de 1.000 empleados. Entre las medidas censuradas, también se encuentra la CDI seniors, un añadido de los senadores de derechas. Se trataba de una medida para facilitar la contratación de demandantes de empleo de larga duración mayores de 60 años.

Desde UGT, lamentamos la decisión tomada puesto que desoye las demandas de la clase trabajadora francesa y no tiene en cuenta a los interlocutores sociales. Es fundamental tener en cuenta a los interlocutores sociales, especialmente en el caso de reformas como ésta, que son claves para las generaciones presentes y futuras.

Los sindicatos franceses han asegurado que las protestas contra la reforma de las pensiones continuarán. UGT se mantiene en su apoyo al movimiento de la clase trabajadora francesa en su lucha para unas pensiones dignas para todas y todos.

 


📹 Estás viendo: 
Helena Perelló